¿Cómo elijo el calzado adecuado?

TIPS PARA ELEGIR UN CALZADO CONFORTABLE

El calzado debe resultar cómodo, sin opresión del pie del usuario.

Esta condición se da en aquellos calzados fabricados con hormas amplias y puntas redondeadas como son las hormas utilizadas para fabricar los calzados Borcal.

La puntera de protección, certificada bajo norma IRAM 3643 e imprescindible para que un calzado sea llamado calzado de seguridad, debe acompañar esta amplitud del calce y permitir el alojamiento cómodo de los dedos, de nada serviría una horma amplia con una puntera de protección angosta.

El calzado debe mostrar adaptación eficiente a los movimientos del pie, de forma que no entorpezca su movimiento y a la vez, brinde la protección buscada. Por ello, las suelas con tapones pronunciados y ranuras son muy adecuadas ya que ofrecen flexibilidad y a la vez, el agarre necesario para evitar resbalones y/o caídas.

El material de capellada debe brindar protección térmica con capacidad transpirable, esto es, permitir la evaporación de la humedad del pie en ambientes cálidos.

La plantilla de confort debe ser blanda y con cierto espesor, lavable, preferiblemente, con algún tipo de tratamiento antimicótico.

En otras palabras, un calzado confortable debe ser ligero, flexible y estable, con una suela resistente al desgaste y confortable al uso y a las flexiones del pie, especialmente en su articulación, cualidades estas encontradas en los calzados Borcal.

Seguridad certificada en los pies de los trabajadores.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square